40º Aniversario de la demolición del Ayuntamiento

    Cuando uno visita un pueblo, siempre se buscan los elementos arquitectónicos que lo definen y dan personalidad. Normalmente suelen ser la iglesia, la plaza y el edificio del ayuntamiento. En el caso de Vicálvaro, al visitar su plaza, uno echa de menos encontrar su antigua casa consistorial. Muchos vecinos, sobre todo los de mayor edad todavía la recuerdan, pero ya hace 40 años que fue volada sin piedad y sustituida por el moderno y funcional edificio que ocupa actualmente la Junta Municipal.

     El edificio de tipo castellano con balcón y entrada soportalada fue construido en el siglo XVII y en poco menos de unos segundos fue demolido el 24 de septiembre de 1974. Desde la anexión del pueblo de Vicálvaro a la ciudad de Madrid en 1951, el edificio quedó inutilizado al desaparecer el poder municipal vicalvareño y pasar a manos de la gran ciudad. En los años 60 su situación, empeoró y ante su deterioro fue apuntalado para evitar su derrumbe. Ante la petición de su rehabilitación, el Ayuntamiento de Madrid estudio su posibilidad, pero el dinero una vez más hizo de las suyas. Su demolición costaba 250.000 pesetas de la época y su rehabilitación 1.300.000. No se dudó un momento en que la mejor solución era derribarlo. Y así acabó la historia de la casa de todos los vicalvareños y vicalvareñas. El 24 de septiembre de 1974, los vecinos se concentraron en la plaza para decir adiós a uno de sus edificios más importantes y con él se despedía una parte más del alma del pueblo de Vicálvaro.

     Gracias a la donación del vídeo de la familia Manzano (puedes verlo en la parte superior de esta página) a la Asociación Vicus Albus, podemos ver ahora, 40 años después como fue aquel momento. En las imágenes rodadas por un miembro de la familia Manzano, se puede ver cómo se preparó el edificio para ser demolido arrancando algunos de sus elementos como las barandillas del balcón. También se observa cómo los vecinos se acercaron a la plaza para observar su demolición y despedirse del símbolo de su autonomía.

     Gracias a la Asociación Vicus Albus por ceder a todoVicálvaro.es el vídeo, la información e imágenes para elaborar este pequeño homenaje al desaparecido edificio.

 

Ricardo Blanco (todoVicálvaro.es)

 


Imprimir   Correo electrónico