Alarma ante el deterioro del patrimonio de Vicálvaro

    Vicus Albus, ha presentado un informe ante la Junta Municipal del Distrito, denunciando los actos de vandalismo perpetrados contra uno de nuestros monumentos más simbólicos. Unos grafiteros han dejado su detestable huella en la Cruz del Humilladero del Cristo de la Guía, (presumiblemente son "personas" de cultura ágrafa, pues además de atacar un monumento, no se sabe qué es lo que escriben).

 



 

    Se cree que esta cruz estuvo ubicada antaño a la salida oeste de Vicálvaro, junto a la desaparecida ermita del Cristo de la Guía, a la cual se debe el nombre de la calle actual, trazada por donde estuvo erigida.  En su base leemos, (si nos deja la pintada que actualmente presenta), una inscripción que dice;

 "A honra y gloria de Dios Nuestro Señor Jesucristo, dio de limosna esta cruz, Francisco Pinilla, 1.680".

     Tras pasar varios años abandonada en un arroyo, a finales de los década de 1970, se colocó en la calle de Casalarreina, junto a la parroquia del "Cristo de la Guía", por iniciativa de Doña Dolores González Hevia (Conocida en Vicálvaro, como Doña Lola). Se trata de un pilar de piedra caliza blanca, rematada en lo alto por un crucifijo de hierro forjado, que también fue robado hace pocos años.

    Ante la preocupación por el estado actual de este símbolo de la identidad de Vicálvaro, la Asociación instó el pasado día 13 de julio, a llegar a un acuerdo entre la Iglesia (titular de la propiedad de este objeto), y la Junta Municipal, para trasladarlo a una ubicación a salvo del vandalismo, mientras se estudia si es viable su restauración en el futuro.


Imprimir   Correo electrónico