El 25º Aniversario; una serie de actos dignos de recordar

     La aventura que suponían las distintas actividades para conmemorar nuestro primer cuarto de siglo, comenzó en abril en el centro cultural de Valdebernardo, donde los paneles que componían la exposición, se pudieron ver entre el 23 y 27 de abril. Por aquellas fechas la Asociación cultural "El tractor Amarillo", nos invitó a impartir una conferencia en el citado centro, acerca de lo que ha supuesto el funcionamiento de esta entidad desde que se comenzó a investigar. En ella intervinieron algunos de los miembros fundadores de Vicus Albus.

    Al final de la misma Tractor Amarillo, nos había preparado una sorpresa, que consistía en una rica y original tarta, haciéndonos sentir que empezábamos a celebrar un auténtico cumpleaños.

   Tras desmontar la exposición, y embalarla cuidadosamente para volverla a exponer en los lugares previstos, mayo estuvo orientado a preparar el verano, con un mes de junio  bastante colmado de actos, de los que ya estuvisteis informados a través de este medio, como fueron el "I Concurso Infantil de Redacción", cuyos premios fueron entregados el día 2, por la Sra. Concejala del Distrito de Vicálvaro;

     Y una semana después, se volvían a montar los paneles de la exposición, para una fiesta en nuestro local, que en un principio estuvo amenazada por las tormentas del verano, pero que finalmente no se produjeron, pudiendo hacer un emotivo homenaje al presidente Valentín González, por parte de los socios y de la Junta Municipal.

   El mes de julio comenzó durante las fiestas de Vicálvaro, fecha en la que, de nuevo, se pudo contemplar la exposición en el Parque de Valdebernardo.

   Durante el verano Valentín González fue designado como pregonero oficial de las Fiestas Patronales de Vicálvaro, papel que desempeñó con ilusión, pues es a él a quien, en gran parte, se debe que esta tradición no haya desaparecido.

   A la vuelta de vacaciones, comenzó la época de más ajetreo, con el ciclo de conferencias, que cada miércoles impartieron socios y simpatizantes de Vicus Albus. El día 3 de octubre abría el ciclo Valentín González, con "La Historia de Vicálvaro", tema que vertebra el trabajo de esta entidad, y a la semana siguiente "La Asociación Vicus Albus", impartida por miembros de la misma.

    La semana siguiente Lourdes Sánchez Domínguez, nos sorprendía con sus investigaciones acerca del edificio que hoy alberga la Universidad Rey Juan Carlos en Vicálvaro. En la esta charla titulada; "Un Espacio en el Tiempo", muchos nos sorprendíamos ante las curiosidades que nos dejó en la Historia de Vicálvaro, el asentamiento de una de las primeras industrias de España en nuestro pueblo. Atrayendo mano de obra de sitios tan lejanos como Holanda e Irlanda, y cómo se adaptaron a la vida en el Vicálvaro del siglo XVIII, aquellos inmigrantes europeos.

   El 24 de octubre, Francisco Vicente Poza, nos contó el día a día, de los vicalvareños, durante la Guerra Civil de 1.936, en base a un artículo que escribió en 2006, utilizando el archivo de Vicus Albus como fuente principal, y que despertó gran interés, sobre todo entre asociaciones de estudiosos del tema como la agrupación cultural "Gefrema" (Grupo de Estudios del Frente de Madrid). Muchos habían felicitado a Vicus Albus por la neutralidad con que hemos tratado este delicado tema, tras este acto, otros muchos nos han vuelto a reconocer nuestra imparcialidad.

    El mes de octubre, terminó el día 31, con la magnífica ponencia de un profesional, como es el Padre Benedictino Miguel C. Vivancos, que detalló de una forma muy amena las vicisitudes y problemas que, en el siglo XVII surgieron al construirse la iglesia de Santa María la Antigua. A su fin y junto al párroco, D. Jesús Copa, hizo de guía improvisado por la parroquia mostrándonos y explicándonos, el valor de los tesoros artísticos que aun se pueden ver en el edificio más antiguo de Vicálvaro, a todos los que tras la conferencia charlábamos con ellos amistosamente, acerca de la Iglesia de Vicálvaro.

 

   La última conferencia, la impartieron otros profesionales, en este caso  el Equipo de Investigación del yacimiento neolítico de Casa Montero, que descubrieron y estudian uno de los yacimientos de silex más importantes de Europa, que se encuentra en Vicálvaro. Consiste en una mina de la que se extraía piedra para fabricar herramientas en la época del Neolítico, en la que el equipo que dirige Doña Susana Consuegra, lleva varios años trabajando con ilusión. Tras el acto, aun hubo tiempo de tertuliar con  con los arqueólogos distendidamente, junto a socios de Vicus Albus, y miembros de la asociación "Amigos del Foro Cultural de Madrid", quienes muchos de estos días, vinieron expresamente a Vicálvaro.

    Las excursiones que hemos organizado a lugares vinculados con Vicálvaro, también han hecho pasar buenos ratos a los que en ellas han participado. Una de las  más exitosas fue la visita al Panteón de la Duquesa del Sevillano en Guadalajara. Además de las impresionantes  obras de arte, todos pudimos contemplar con curiosidad, que aun se conservan allí las coronas de flores que se enviaron desde Vicálvaro, cuando falleció la duquesa, que era de ascendencia vicalvareña, y muy querida en el pueblo.

    Desde allí nos dirigimos a dar un breve paseo por Horche, lugar en el que se elaboró el actual retablo de la Parroquia de Santa María la Antigua, una localidad que aun conserva bellos rincones con sabor antiguo.

   Y por último la visita al muso del Tren de Arganda, que nos transportó al siglo XIX, en el momento que la vieja máquina de vapor nos trasportó alimentada con carbón, a bordo  de vagones restaurados de la época, a lo largo del trazado de la vía que aun se conserva.

Os agradecemos a todos vuestra participación y nos alegramos de que disfrutaseis con nosotros.