Sucedió en Vicálvaro un 26 de septiembre

1849. Se crea un juzgado especial para los pueblos de alrededor de Madrid, denominado Juzgado de las Afueras, que ejercerá en exclusiva la jurisdicción civil y criminal, que se deslinda de los Juzgados del Interior, que atenderán a la ciudad de Madrid