Sucedió en Vicálvaro un 22 de octubre

1898. La Compañía Madrileña de Urbanización presenta el proyecto de tren subterráneo de Sol a Ventas y luego un ramal por superficie hasta la estación de Vicálvaro.    

1995. Restaurado el nido de cigüeñas, se coloca en lo alto de la torre de la iglesia.